España necesita 100.000 inmigrantes cualificados al año a pesar de la crisis


  • A pesar del aumento del paro, las empresas no encuentran profesionales cualificados
  • Los ingenieros licenciados han caído un 20% en los últimos 10 años
  • Las compañías acuden a Venezuela, Perú, Colombia y Chile en busca de empleadod

Adiós al obrero rumano, al temporero marroquí o a la camarera ecuatoriana. Bienvenido el ingeniero colombiano, el sanitario filipino o el técnico peruano. A pesar de la crisis económica y del fuerte aumento del paro, España tiene una falta acuciante de profesionales cualificados.

Tal es así que si queremos mantener la competitividad de nuestra economía, cada año deberían entrar en nuestro país 100.000 inmigrantes cualificados, según asegura el III Anuario de la Comunicación del Inmigrante en España, editado por Etnia Comunicación, que se ha presentado hoy en Madrid.

Las estadísticas del estudio desvelan que, al menos, 430.000 trabajadores extranjeros serán necesarios en los próximos cuatro años, debido al envejecimiento de la sociedad española y a los bajos índices de natalidad.

Ya lo apuntaron la OCDE y el Banco Central Europeo: de aquí hasta el año 2020, España necesitará 1,3 millones de profesionales para cubrir la brecha existente entre la oferta del mercado de trabajo y la demanda de perfiles cualificados.

En un principio, para los próximos tres años, se prevé una llegada anual de 250.000 y 300.000 inmigrantes, lo que supondría reducir a la mitad los flujos. Sin embargo, el estudio alerta de que este descenso drástico de los flujos migratorios “tendría un impacto socioeconómico muy negativo para España”.

Se buscan 25.000 ingenieros

Hasta ahora, la contratación de personas extranjeras se había centrado en los sectores servicios y el de la construcción. Sin embargo, la tendencia está cambiando y las empresas demandan en la actualidad otro tipo de trabajadores. Por poner un ejemplo, se necesitan 25.000 ingenieros, principalmente de telecomunicaciones, y las compañías del sector ya han lanzado un S.O.S. para poder ocupar estos puestos.

El auge de las nuevas tecnologías y el desarrollo de los entornos de Internet han provocado que se dispare la demanda de licenciados y técnicos en telecomunicaciones.

El número de licenciados que salen de las Universidades no es suficiente para cubrir esta demanda. Es más, los licenciados universitarios de estas ramas han caído un 20% en los últimos 10 años y, además, muchos de ellos se marchan al extranjero en busca de mejores salarios.

Desde la Asociación de Empresas de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (AETIC) denuncian las trabas burocráticas que impone el Ejecutivo a la hora de traer a trabajadores cualificados desde el extranjero. De hecho, la normativa pide a las compañías requisitos tan exigentes como contar con una plantilla superior a los 1.000 empleados o un volumen de inversión superior a los 200 millones de euros.

Así, las empresas se ven obligadas a acudir a Venezuela, Perú, Colombia y Chile en busca de los profesionales que no logran encontrar aquí. Los países del Este de Europa como Rumanía, República Checa o Eslovaquia también se han convertido en los nuevos caladeros laborales a los que acuden a los empresarios.

[…]

“España necesita cambiar su modelo económico y está perdiendo oportunidades de crecer, porque aquí es muy complicado traer inmigración de talento. Necesitamos un futuro basado en la alta cualificación del empleo y no en contratos temporales de baja cualificación”, asegura el presidente de AETIC, Jesús Banegas.

España ha perdido ‘la guerra del talento’ y es uno de los países europeos con menor tasa de trabajadores cualificados. Los trabajadores más preparados se decantan por acudir a Estados Unidos.

Mientras tanto, los extranjeros más preparados se decantan por Estados Unidos, adonde acuden seis de cada 10 empleados de alta cualificación.

Más en: España necesita 100.000 inmigrantes cualificados al año a pesar de la crisis